FAQS | Jubilación

Si sos mujer podes tramitar la jubilación a partir de los 60 años, si sos hombre a partir de los 65 años.

Primero tengo evaluar si el empleador estaba en condiciones de intimarme. Para que la intimación a tramitar la jubilación sea válida el empleado tiene que tener cumplidos los dos requisitos: edad y años de aporte. En el caso del régimen nacional se requiere la edad de 60 años para la mujer / 65 años para el hombre y tener al menos 30 años de aportes.
Si soy empleado del sector privado (no empleado estatal) y me encontrara con ambos requisitos cumplidos, debo decidir si tengo intenciones de jubilarme o si prefiero postergarlo para más adelante. Desde la última reforma previsional los empleados del sector privado pueden optar por extender su vida laboral hasta los 70 años. Si su empleador los intimara a jubilarse y optaran por continuar trabajando hasta los 70 años, deberán manifestar por escrito dicha opción.
Si transcurrido un tiempo me arrepiento y deseo jubilarme puedo hacerlo sin ningún problema. La opción de continuar trabajando hasta los 70 años funciona solamente como un freno para que el empleador no pueda volver a intimarme hasta que alcance esa edad.

Sí. La jubilación es perfectamente compatible con el beneficio de pensión por viudez.

Sí. En algunos casos la pensión graciable es compatible con la jubilación y en otras deberás optar por una u otra. Es importante recalcar que las pensiones no contributivas tienen como obra social PROFE, mientras que las jubilaciones tienen PAMI, lo cual es una diferencia significativa al momento de evaluar el cambio.

Tenes que consultar en tu caso concreto si las moratorias vigentes te permiten completar los años de aporte que te hacen falta. Para eso debes tramitar tu clave fiscal en la AFIP más cercana a tu domicilio y llevársela a tu abogado para que verifique tu situación previsional. Si no tenes un abogado de confianza, hacenos tu consulta.

El término jubilación de ama de casa se utilizó al comienzo de las moratorias previsionales para simbolizar extraoficialmente que se trataba de jubilaciones sin aportes. La jubilación de ama de casa no es más ni menos que la jubilación que se tramita utilizando las moratorias previsionales vigentes, que permiten regularizar parte o todos los aportes que requiere la ley.

Sí. Es posible que al tramitar tu jubilación algunos aportes que realizaste no figuren en sistema. Para poder incorporarlos a tu cómputo es necesario probarlos. Las pruebas más importantes en estos casos son los recibos de sueldo o las certificaciones de servicios.

No. Al momento de iniciar la jubilación será importante manifestar la intención de continuar con la obra social. Es posible que el iniciador presente resistencia a mi voluntad, pero debo insistir porque el trabajador tiene derecho a conservar la obra social aún jubilado.

FAQS | PLANIFICACIÓN PREVISIONAL

Planificar el ingreso del cual voy a vivir el último tercio de mi vida no es un trámite. Desde mis 40 años debería comenzar a preocuparme por mi situación previsional. Analizar si hasta ese momento he realizado aportes y verificar hacia adelante cual es mi perspectiva de seguir aportando y por cuales montos.
A los 50 años si soy mujer estoy ingresando en lo que posiblemente serán mis últimos 10 años de aportes. Lo mismo que le sucede al hombre cuando cumple los 55 años. En ese momento debo poner manos a la obra y proyectar con mayor precisión cuales serán mis últimas 120 remuneraciones.
Si a estoy cerca de cumplir la edad jubilatoria y todavía no consulte nunca acerca de mi situación previsional, es aconsejable contactar un abogado con al menos 6 a 12 meses de anticipación. Si no tenes un abogado de confianza, hacenos tu consulta.

FAQS | REAJUSTE DE HABERES

No. La ANSES no castiga a quienes reclaman un reajuste de haberes. De hecho, solo paga a quienes reclaman. Seguirás percibiendo tu haber mensual y todos los aumentos como el resto de los jubilados.

Sí. Los juicios forman parte del patrimonio de una persona, por ello si no hubiera cobrado antes de fallecer, podrán hacerlo su esposo o esposa, sus hijos o cualquier otra persona con derechos hereditarios.

Revisando la liquidación inicial de tu jubilación o pensión es posible determinar el haber jubilatorio que te corresponde según los fallos que ha dictado la Justicia en otros casos similares. Es fundamental hacer el cálculo antes de iniciar el reclamo, para tener la plena seguridad de que se está iniciando un juicio que tendrá resultado favorable.
Si no tenés la liquidación inicial de tu jubilación o pensión no te preocupes. Se puede obtener la misma en cualquier delegación de ANSES o, incluso, la puede tramitar el mismo abogado que está atendiendo tu consulta. Si no tenes un abogado de confianza, dejanos tu consulta.

Los juicios de reajuste de haberes se resuelven en un promedio de entre 3 y 4 años. Hasta ahora los juicios demoraban entre 5 y 7 años, dado que ANSES apelaba todas las sentencias hasta la Corte Suprema y las cámaras de apelaciones se encontraban totalmente colapsadas. Ahora, gracias al fallo Blanco que dictó la Corte Suprema en diciembre de 2018 y la reforma en los procedimientos de las cámaras de apelaciones, los tiempos se han abreviado.

La reparación histórica fue un programa que lanzó el Gobierno para negociar los reajustes de haberes que le correspondían a más de 2 millones de jubilados. Duró 3 años y finalizó en junio de 2019. Cerca de un millón de jubilados debieron realizar trámites judiciales para recibir el incremento que le ofrecía la ANSES, renunciando a la posibilidad de reclamar la jubilación que realmente le correspondía.
Si bien el programa finalizó, quedó parcialmente abierto para aquellos jubilados y pensionados que no habían tomado conocimiento de la oferta (es decir no la habían rechazado ni aceptado).
Si todavía no averiguaste tu caso, es importante que entres a la página de ANSES y generes tu clave de seguridad social. Con ella podrás ingresar a tu ficha y verificar si tenes una propuesta de reajuste de haberes. En caso afirmativo, lo aconsejable es contactar un abogado que pueda controlar cuán buena es la propuesta de ANSES en comparación con el reajuste que te corresponde y en base a eso tomar una decisión. Si no tenés un abogado de confianza, hacenos tu consulta.

Según el régimen anterior a la reforma (artículo 57 de la ley 13.364), los beneficios eran móviles y se actualizaban en función de la variación porcentual de los salarios de los empleados del Banco. La actualización procedía de oficio cada sesenta días.
Actualmente la movilidad es la determinada por la ley 26.417, que es la del régimen general nacional de ANSES. Es posible plantear la inconstitucionalidad de la norma para todos aquellos que se encontraban jubilados al momento de la reforma, así como para aquellos que tenían las condiciones para jubilarse cumplidas (edad y requisito de servicios).
Sugerimos la presentación de reclamos individuales, toda vez que los reclamos colectivos suelen tener una duración más extensa. Así fue el caso del conocido fallo “Badaro” de la Corte Suprema, que ordenó el 88,6% de aumento en las jubilaciones del régimen general para el período 2002 a 2006. Debía ser reclamado en forma individual por cada jubilado. El Defensor del Pueblo presentó allá por 2008 un reclamo colectivo, que está aún a resolución del Máximo Tribunal. Por su parte cientos de miles de jubilados han presentado su reclamo individual y ya lo han percibido

FAQS | PENSIÓN POR FALLECIMIENTO

Sí. Será necesario probar la convivencia en los últimos 2 o 5 años, dependiendo de si tenían o no hijos en común. La prueba de la convivencia se puede realizar aportando documentación en la que conste que compartían el mismo techo (haber sido apoderados para cobrar la jubilación del otro, mismo domicilio en el DNI, compartir cuentas bancarias, estar a cargo de la obra social, entre otra probatoria).

No. El derecho a pensión no se pierde. En estos casos simplemente se deberá probar la convivencia, sea que hayan estado o no casados

FAQS | RENTAS VITALICIAS

Aquellos beneficiarios que perciben una renta vitalicia inferior al haber mínimo pueden reclamar que ANSS les abone el complemento al mínimo y comenzar a recibir los aumentos de la ley de movilidad. Asimismo, si pactaron originalmente con la AFJP una renta vitalicia en dólares, pueden solicitar su re dolarización y el pago de una indemnización.